Después de hacer los almácigos se llevan una muda de tomate, reciclando los envases de yogur consumidos en las meriendas.